BLOG

Bono híbrido verde de Iberdrola por €2.000 millones, el mayor hasta ahora

Iberdrola ha realizado la mayor emisión de un bono híbrido verde de la historia, por importe de 2.000 millones de euros. Los fondos obtenidos se destinarán a financiar los parques eólicos marinos Saint Brieuc, en Francia, y Baltic Eagle, en Alemania, dentro del plan de inversiones de 75.000 millones de euros previsto por el grupo para el periodo 2020-2025. La demanda ha superado los 10.000 millones de euros.

La operación se ha estructurado en dos tramos, ambos perpetuos, pero con una fecha de recompra: a los 6 años en el primer tramo, y a los 9 en el segundo. Posteriormente, podrá recomprarlos con periodicidad anual en cada caso, coincidiendo con la fecha de pago de los cupones.

El cupón ha quedado fijado en el 1,45% y en el 1,825%, respectivamente. Ambos se hallan por debajo del cupón mínimo pagado hasta la fecha por la compañía en una operación de estas características (1,874% en el tramo a 5,5 años emitido el pasado mes de noviembre). Estas condiciones resultan muy ventajosas al tratarse de un instrumento subordinado, cuya amortización y pago de cupones dependen de la decisión del emisor.

Computa como capital

El importe de 2.000 millones de euros coincide con las necesidades establecidas para este 2021 por el plan inversor de Iberdrola en lo que se refiere a este tipo de financiación. Así, en apenas un mes, el grupo ya habría cumplido su objetivo en este sentido para el presente ejercicio. De este modo, Iberdrola continuará manteniendo una excelente salud financiera. Además, los bonos híbridos computan como capital en un 50%, de acuerdo con la metodología de las principales agencias de rating, con lo que esta operación contribuye a mantener las calificaciones crediticias del grupo.

La demanda registrada ha reflejado el enorme interés del mercado, hasta superar los 10.000 millones de euros, lo que supone más que quintuplicar la oferta inicial. Ello ha sido posible gracias a la participación de más de 380 inversores cualificados, de multitud de nacionalidades. La colocación ha corrido a cargo de Citi, BBVA, Bank of America, Goldman Sachs, Credit Suisse, Santander, Natixis y Natwest, entre otros.

Los proyectos a financiar se enmarcan dentro del plan de 75.000 millones de euros de inversión lanzado por Iberdrola para el periodo 2020-2025. De este importe, la mayor parte se destinará al crecimiento en renovables -para duplicar la capacidad hasta los 60GW en 2025-, nuevas redes inteligentes y más capacidad de almacenamiento, con lo que un 80% del plan correspondería a inversiones sostenibles, según los criterios de la Unión Europea.

El volumen de financiación verde viva de la compañía supera los 15.000 millones de euros e Iberdrola se consolida como el mayor grupo emisor de bonos verdes del mundo.

¿Acepta nuestras Cookies?

Usamos cookies para mejorar su experiencia en la web. Más información aquí