BLOG

Inflation Reduction Act: un acuerdo climático ‘innovador’

Inflation Reduction Act: una Ley de Reducción de la Inflación y un acuerdo climático ‘innovador’ como lo define Environmental Finance (EF), que hoy aprobará la Cámara de Representantes americana.

Se trata de un proyecto de ley que movilizará $430.000  millones incluye algunas de las normas climáticas potencialmente más importantes promulgadas en los EE. UU. Vería alrededor de $ 369 mil millones invertidos en iniciativas climáticas. También cubre disposiciones fiscales y sanitarias.

Todavía debe aprobarse en la Cámara de Representantes, lo que se considera una formalidad y se espera que tenga lugar el próximo viernes, y debe ser firmado por el presidente antes de que se convierta en ley.

El nombre del proyecto de ley pretende reflejar el efecto deflacionario que se espera que tenga la tecnología de energía limpia en el mediano y largo plazo. Se estima que la inversión podría permitir al país reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% desde los niveles de 2005 al final de la década, señala EF.

Moody´s considera que «el acuerdo tendrá implicaciones crediticias de gran alcance, especialmente para las empresas con alto riesgo relacionado con la transición al carbono. Será «positivo para el crédito» para los administradores de activos con un enfoque en la inversión en energía renovable, y probablemente aumentará los flujos de inversores en el mercado de fondos ESG que ya está creciendo».

«Es probable que tenga un efecto positivo en la calidad crediticia de los fabricantes de vehículos eléctricos, las empresas de servicios públicos reguladas y no reguladas, los fabricantes de calefacción, ventilación y aire acondicionado, los gobiernos estatales y locales.

La agencia de rating americana añade que»el acuerdo será ‘positivo para el crédito’ para los administradores de activos con un enfoque en la inversión en energías renovables». Moody’s predijo un impacto negativo en la calidad crediticia de los productores de combustibles fósiles y las mineras de carbón, «pero la demanda de gas natural probablemente seguirá siendo alta en el corto y mediano plazo a medida que las empresas de servicios públicos continúen retirando las plantas a carbón y cambiando a gas natural».

La nueva ley incluye «incentivos fiscales para impulsar las industrias de energía eólica, solar, geotérmica y otras energías limpias durante la próxima década, lo l¡que tendría varias implicaciones:

  • Un aumento del 90 % en las instalaciones solares a gran escala;
  • Un aumento del 60% en las instalaciones eólicas terrestres cada año hasta 2030;
  • A los principales productores de hidrógeno verde se les puede pagar para producir hidrógeno limpio; y
  • Vidrio electrocrómico, un vidrio que se puede teñir electrónicamente que se usa para ventanas, ahora en paridad de precios con las ventanas tradicionales».
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

¿Acepta nuestras Cookies?

Usamos cookies para mejorar su experiencia en la web. Más información aquí