BLOG

Información, riesgos y más recursos, las claves según NGFS

La divulgación de la información relativa a la sostenibilidad y financiación sostenible, la gestión y monitorización de los riesgos climáticos y la movilización del capital son los factores principales que van a determinar en el futuro la aportación de los mercados financieros y del sector financiero en la lucha contra el cambio climático, según señala NGFS en un reciente análisis.

NGFS es una red de bancos centrales que comenzó en la “Cumbre One Planet” de París en diciembre de 2017, con ocho integrantes y que cuenta ya con más de 85 bancos centrales y supervisores, entre ellos el Banco de España, el Banco Central Europeo o la FED, y se ha convertido en un de los faros más destacados en cuanto a la el debate y las tendencias sobre la regulación y supervisión en el terreno de la financiación sostenible en el ámbito internacional. En estas fechas ha emitido varios informes, entre ellos su informe anual, y un Dashboard on scaling up green finance.

Factor determinante del valor de los activos

Desde el punto de vista del impulso de la la información y transparencia NFGS afirma qué es necesario aumentar la información y la transparencia en este terreno, en el que tanto entidades financieras como compañías emisoras o prestatarias poco a poco van avanzando, analizando monitorizando y tomando decisiones, entre otras razones porque se ha convertido en un factor determinante en cuanto a la evolución de los precios y el valor de los activos.

Resulta por todo ello muy conveniente establecer una serie de métricas y criterios de información financiera que ayuden a estandarizar y hacer más fácilmente analizable esta información y estos datos como ya está ocurriendo desde distintos foros y distintas instancias que tratan de seguir las recomendaciones del TCFD.

Los riesgos climáticos, comparable a los financieros clásicos

Junto a ello la gestión de los riesgos se están convirtiendo en un factor de gran peso en las instituciones financieras que ya comienzan a considerar los riesgos derivados de factores climáticos, tanto físicos como de transición hacia una economía libre de carbono, como riesgos comparables a los riesgos financieros clásicos en cuanto a su impacto y amenazas.

De hecho los bancos centrales están avanzando en sus recomendaciones y en la supervisión de este tipo de riesgos de cara, por ejemplo, a los stress test que se van a realizar en el futuro. Por otra parte las agencias de calificación crediticia comienzan a incorporar estos riesgos en sus análisis y sus ratings.

Canalizar más recursos financieros

Finalmente, la NGFS considera que es necesario que se canalicen hacia las actividades y proyectos respetuosos con el medio ambiente un mayor volumen de recursos financieros de manera paralela con la demanda que está surgiendo por parte de los inversores qué, adicionalmente, encuentran en algunos índices de sostenibilidad una mayor rentabilidad y, sobre todo, una unas perspectivas más sostenibles en cuanto al valor de sus activos de cara al largo plazo.

¿Acepta nuestras Cookies?

Usamos cookies para mejorar su experiencia en la web. Más información aquí